COMUNICADO DE LA PPIINA ANTE LAS ELECCIONES GENERALES

COMUNICADO FIN DE CAMPAÑA. GENERALES 2015

En la PPIINA celebramos que la necesidad de equiparación del permiso de paternidad con el de maternidad se haya abierto paso hasta el primer plano de los debates electorales. Es una satisfacción ver cómo algunos/as candidatos/as asumen la carga pedagógica de la acción  política explicando a la ciudadanía por qué los permisos para padres y para madres deben ser de la misma duración, por qué deben ser intransferibles en su totalidad, y por qué deben estar pagados al 100% del salario.

La PPIINA ha servido de detonante de una demanda social: la inmensa mayoría de la ciudadanía declara en las encuestas que desea una familia en la que ambos miembros de la pareja cuiden por igual y se dediquen a sus empleos por igual. Creemos que nuestra propuesta ha saltado a la mayoría de los programas electorales porque se hace eco de una necesidad imperiosa de las personas, hombres y mujeres, que hoy en día no pueden ofrecer a sus criaturas el cuidado adecuado. Sólo hemos transmitido el clamor de muchas jóvenes que quieren ser madres sin verse expulsadas del empleo de calidad y de muchos hombres que no quieren ser padres ausentes y distantes.

Además, hemos explicado que hacer los permisos intransferibles, iguales para cualquier persona progenitora y pagados al 100% no es más que terminar con una injusta excepción; porque no hay ningún otro derecho laboral y de Seguridad Social que se pueda transferir a otra persona; porque no es justo que ninguna persona vea reducidos sus ingresos por cuidar a su bebé; y porque es una hipocresía decirles a los padres que deben ser corresponsables sin darles el mismo permiso que a las madres.
La PPIINA no pide el voto para ningún partido. De hecho, somos una plataforma abierta a todas las personas y entidades, incluidos los partidos, que quieran trabajar por la reforma que proponemos.

Durante los 10 años de actividad que ahora se cumplen, nos hemos entrevistado con todos los grupos parlamentarios. En 2012 celebramos que todos reconocieran la necesidad de esta reforma mediante una Proposición No de Ley aprobada por unanimidad, aunque lamentamos que en los 3 años transcurridos desde entonces ningún partido diera el paso de proponer su conversión en Ley.

Lo importante ahora es que, después de esta campaña, estamos más cerca de conseguir nuestro único objetivo: una ley que fije un calendario de ampliación de las actuales dos semanas de permiso de paternidad hasta llegar a las 16 semanas que dura el de maternidad. Así de simple y sin trampas: un permiso de 16 semanas para cada persona progenitora, completamente intransferible y completamente pagado. En la PPIINA pondremos la máxima atención para denunciar, e impedir, la introducción de cláusulas que pudieran cambiar el sentido de la reforma (como por ejemplo una parte transferible).

La PPIINA tiene una Propuesta de Ley registrada en el Congreso desde Junio de 2012, totalmente redactada y lista para votarse. Así que esta puede ser una de las primeras leyes que apruebe el nuevo Parlamento. ¿Y por qué no la primera de la legislatura? ¡Sería un verdadero emblema del cambio de la política hacia las necesidades de las personas corrientes y del modelo social que tan urgentemente necesitamos!

¡Feliz día 20D y abrazos de todo el equipo de trabajo de la PPIINA!

 

Anuncios

LA SEXUALIDAD MASCULINA A EXAMEN (XIV): La persistencia de la pulsión copulatoria

Julián Fernández de Quero

Sin embargo, la persistencia de la pulsión copulatoria como instinto biológico que garantiza la reproducción de  la especie, junto a la relevancia dada por todas las culturas humanas a la represión de la sexualidad  fe­menina como método de control de la natalidad y a otros factores, ha generado un modelo de dominación masculina, el patriarcado, cuya ideología, el machismo, ha venido condicionando las relaciones entre los indivi­duos  hasta nuestros días. La influencia del machismo aparece de manera especial en las relaciones sexuales y afectivas, así como en las acritudes con las que se forma al individuo desde la infancia. Pero expliquemos prime­ro qué es eso de pulsion copulatoria. Sigue leyendo

PRESENTACION DEL LIBRO “HOMBRES PARA EL SIGLO XXI” EN MADRID

HOMBRES PARA EL SIGLO XXI nota de prensa y cartel

HOMBRES PARA EL SIGLO XXI.

Semblanzas de hombres feministas

El Movimiento de Hombres Igualitarios del Estado Español está a punto de alcanzar el medio siglo de actividad constante y callada. Como parte del Movimiento Feminista, hacemos nuestros los valores y principios que los grupos de mujeres fueron generando desde hace tres siglos de lucha silenciosa y efectiva. Uno de ellos es “lo personal es político”, rompiendo la frontera entre lo público y lo privado que tanto juego le dio al patriarcado para mantener a las mujeres fuera del poder y sometidas a los deseos machistas. Para los hombres feministas está frontera ha desaparecido y consideramos que el cambio social sólo podrá ser estable y efectivo si las personas que lo llevan a cabo, primero han realizado el cambio personal, interno, de los mandatos de género aprendidos desde la infancia, han dejado paulatinamente de ser machistas para convertirse en personas igualitarias, libres y fraternas.

Este libro recoge las autobiografías de diecinueve hombres que realizaron su particular viaje vital que les llevó desde el embrión de masculinidad patriarcal que la sociedad le otorgaba hasta la rebelión interior que les convirtió en hombres feministas. Cada recorrido es diferente, distinto, con experiencias particulares, vivencias de todo tipo, pero todas tienen en común la toma de conciencia de que el machismo les perjudicaba y su apuesta por la igualdad de género desde lo personal hacia la sociedad. Estamos convencidos de que es un libro-espejo, en el que muchos hombres se verán reflejados de una forma u otra. Y muchas mujeres encontrarán eco del comportamiento de sus padres, hermanos, amigos y amantes. Creemos firmemente que la sociedad necesita que obras como ésta salgan a la luz, para vislumbrar que el patriarcado no es inamovible ni eterno, que podemos cambiar y se puede cambiar la sociedad. Sólo es cuestión de voluntad y de estar convencidos que merece la pena el cambio. Por ellas y por nosotros.