ACAMPADA CONTRA LA POBREZA

Queridos amigos y amigas,

 

20 años después de las acampadas por el 0,7, un grupo de personas, movimientos y ONG de Toledo queremos recuperar ese espacio de reivindicación para que la lucha contra la pobreza, de aquí y de allí, se sitúe en el centro de la agenda política. Para ello, acamparemos del 15 al 22 de octubre en el Paseo de Sisebuto (frente al Parque de la Vega), donde además se llevarán a cabo distintas actividades, talleres y asambleas.

 

Yo estaré ahí acampado, y me alegraré mil si te unes ya sea a la acampada o a las actividades alrededor o también si nos pasas a ver para apoyarnos un pelín en lo logístico. Así que porfa, inscríbete aquí para recibir más información y poder participar:  http://goo.gl/forms/T0CvqN0N4K

 

No dudes en invitar a tu vez a todos tus contactos y a mover las redes:

Blog: https://pobrezacerotoledo.wordpress.com/

Facebook: https://www.facebook.com/toledopobrezacero

Twitter: https://twitter.com/toledopobreza0

 

¡Rebélate contra la pobreza!

 

Un abrazo.

Nico.
Nicolás Ost
+34 651.54.35.95

Anuncios

LA SEXUALIDAD MASCULINA A EXAMEN (XI): Los objetos sexuales fantaseados

Julián Fernández de Quero

Los objetos sexuales fantaseados cumplen dos funciones: por un lado, sirven como repertorio para seleccionar los objetos sexuales reales que se pretenden conseguir, escogiendo, entre todos, aquellos que, o bien conocemos como más satisfactorios por experiencias propias anteriores, o bien creemos que lo son porque nos lo han dicho los otros. Sigue leyendo

TODOS LOS HOMBRES

Barbijaputa 

07/09/2015 – 20:24h

Es habitual, en debates sobre violencia de género o en comentarios de artículos feministas sobre miedos exclusivamente femeninos (como el de andar sola por la calle o la posibilidad siempre latente de poder ser acosada o violada), encontrar excusas como “No todos los hombres somos…” o “no podéis generalizar porque yo…”. Hay hombres que se molestan porque los metamos a todos en el mismo saco, centrándose sólo en cómo nuestros temores les afectan a ellos y a su imagen como hombre, siendo completamente incapaces de empatizar con el temor en sí que nos acompaña a nosotras toda la vida. Sigue leyendo