PREGUNTA CON TRAMPA de Alejo Durán

Preguntas con trampa

Por Alejo Durán

– Algún que otro hombre y alguna que otra mujer me suele preguntar de vez en cuando: ¿vosotros a favor de quién estáis, de los hombres o de las mujeres?

– Otros y otras sospechan que cuando se juntan un grupo de hombres, lo más lógico es que lo hagan para defenderse de las mujeres y esto, además. les parece hasta bien.

Por eso, antes de responder a esta “pregunta trampa” me gustaría hacer algunas consideraciones (pinchar en “leer más”).

 

Intuyo que la persona que hace esta pregunta y reflexiones presupone que entre las mujeres y los hombres hay un enfrentamiento, una especie de “guerra de sexos” y que, como hombre, tengo que definir si estoy a favor de unas o de otros, colocándome en el primer caso como traidor de una supuesta “causa masculina” o en el segundo como “machista dolorido”. En definitiva, me está pidiendo que tome parte en esa hipotética guerra, que más que en las relaciones entre hombres y mujeres, posiblemente este alojada en su cerebro o en una visión muy personal de esas relaciones.

Además esta pregunta lleva implícita la máxima de que “si estoy a favor de los unos, esto conlleva que estoy en contra de las otras”, y viceversa. Es decir, que el curioso o la curiosa, al usar la conjunción disyuntiva “o”, (estas conmigo o contra mí), me quiere colocar en un dilema con posturas enfrentadas.

Esta dualidad, esta cultura de la confrontación que el poder capitalista/patriarcal está instalando en las relaciones a todos los niveles: políticos, sociales, domésticos, globales, de género y mentales, solo beneficia al mismo poder y está tumbando todo un tejido social basado en el respeto, el cuidado y la igualdad.

El poder económico y político está ejerciendo un paternalismo tiránico que machaca despiadadamente a sus súbditos, infantilizándolos y culpabilizándolos hasta crear ese clima pueril que todos y todas conocemos de “yo no he sido, ha sido Juanito”, o “y tu más”, más corrupto, más machista, etc.

Mi intención es tratar de situarme fuera de esa guerra, con una estrategia en la que he creído desde mi juventud: aspirar a eliminar la dualidad y el conflicto en mi interior para después salir a la calle teniendo algo que decir. Mi mirada interior, el cuestionamiento de mi educación masculina tradicional, mi actitud defensiva, mi machismo y la aceptación de mis miedos, debilidades y alegrías me van transformando en una persona más empática, capaz de aceptar a las y los demás y sin sombras amenazantes que siempre imputo a las y los demás.

Después de este trabajo creo estar en condiciones de utilizar la conjunción copulativa “y”, de cópula, de inclusión, de encuentro y de integración (estoy conmigo y contigo).

La nueva perspectiva de género, basada en la igualdad y la justicia, consiste en abandonar el desencuentro, el enfrentamiento, la desconfianza y la culpabilización, para afrontar la convivencia con una visión inclusiva que propicie el encuentro entre hombres y mujeres, y al mismo tiempo unas relaciones entre hombres no competitiva.

Cuando nos manifestamos contra de la violencia de género, contra el maltrato, contra la prostitución, a favor de los cuidados compartidos o por los permisos de paternidad, no sólo nos ponemos del lado de las mujeres, sino también en el de nuestros hijos e hijas, en el de los hombres y en el lado de toda la sociedad.

Si en este momento histórico de poder económico globalizado, los movimientos sociales que luchan por la igualdad, el medio ambiente, la paz, la solidaridad, no crean sinergias que frenen el deterioro de las relaciones ciudadanas le daremos calidad de verdad a la máxima de “homo homini lupus” (el hombre es un lobo para el hombre).

Los puntos de encuentro han de estar basados en acciones concretas que propicien el bienestar y no en supuestos planteamientos ideológicos contaminados por siglos de aciertos y errores.

Parafraseando a Gandhi podría decir que: “no hay camino hacia la igualdad, la igualdad es el camino”.

Me he extendido tanto en las consideraciones que me olvidé de cual era esa pregunta capciosa del primer párrafo.

Prometo responderla, si me la vuelven a preguntar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s