22 de Febrero, Día de la igualdad salarial entre hombres y mujeres

22 de Febrero: Día por la Igualdad Salarial de Hombres y Mujeres

En España, las mujeres cobran al año un 22% de media menos que los hombres y tienen que trabajar un mes y 22 días más para ganar lo mismo, según datos de organizaciones sociales y sindicales.

A falta de dos semanas para que se conmemore el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en esta jornada las cifras vuelven a poner de manifiesto las desigualdades de género, a pesar del avance de los últimos años.

Señalar este día en la agenda, nos ayuda a tomar conciencia de esta realidad. Y es que el sistema económico que engloba a mujeres y hombres está construido desde un patriarcado que ha excluido a las mujeres.

Hoy, en pleno siglo XXI, se conoce que el paro, el empleo a tiempo parcial, los contratos temporales… tienen rostro de mujer. Cuando son asalariadas por cuenta ajena, sus currículums y experiencia suelen verse marginadas ya que el salario que perciben por el mismo puesto de trabajo y con la misma cualificación profesional, es inferior al de los hombres.

Según el informe del INE: Mujeres y Hombres en España 2010, la brecha salarial sigue siendo una realidad que no se puede soslayar. Las mujeres siguen cobrando menos que los hombres sea cual sea su ocupación, su formación, su jornada laboral. En los niveles de ingresos más bajos, las diferencias salariales son mayores.

Lo que importa es analizar el porqué de estas diferencias salariales. Y la respuesta es que la igualdad de oportunidades está aún lejos de lograrse, ya que la falta de corresponsabilidad en las tareas domésticas y en el cuidado de la familia sigue siendo un factor que condiciona la carrera profesional las mujeres.

Mientras las mujeres sigan realizando la mayor parte del trabajo doméstico, entendido en sentido amplio, mientras sean ellas quienes se acojan a la jornada laboral reducida al tener hijas/os, mientras la obligación y la responsabilidad del cuidado de las personas mayores de nuestro entorno familiar sea suya, el poder adquisitivo de las mujeres seguirá siendo inferior al de los hombres.

Esta situación, unida a la perpetuación de estereotipos culturales, influyen en que las mujeres sufran más la precariedad laboral, teniendo que reducir sus jornadas de trabajo para poder conciliar la vida familiar con la laboral, con contratos a tiempo parcial o abandonando el mercado de trabajo.

Seamos conscientes de esta realidad, y ¡transformémosla!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s